¡Que vivan los novios!

Esta pareja recién casada ha hecho de este piso viejo, su nidito de amor. Donde hemos redistribuido las habitaciones porque piensan agrandar la familia en breve; también hemos hecho un espacio abierto en el salón – cocina para poder disfrutar en familia y tener todo bajo control, el pastel que se está haciendo en el horno y a los niños que juegan en el salón.

Tal es el caso de las cocinas abiertas, usadas en un principio solo en apartamentos tipo estudio o en hogares con espacios reducidos, como una manera de lograr una mejor amplitud visual y de pronto llegaron a convertirse en la cocina que todos quieren tener, una donde toda la familia interactúe y comparta.

Una cocina abierta se presenta como una idea sumamente atractiva debido a que no pierde su carácter de “espacio de trabajo”, a la vez que promueve la comunicación de quienes viven dentro de una misma casa. Un concepto que se hace cada vez más genial y factible, sobre todo al momento de organizar una cena, fiesta o reunión.

Quién vive aquí: Los recién casados
Situación: Sant Antoni
Superficie: 95 m2
Proyecto: AC2bcn